domingo, 23 de enero de 2011

36 VECES


Extrato del libro "La sangre no es kosher"
Escrito por: Boaz Fariñas

La Torah menciona en 36 ocasiones la frase:
“Amaras al converso”.

Esta Mitzvah hace mucho tiempo era muy poco común poder cumplirla ya que los conversos al judaísmo eran muy pocos.
“Amaras al converso” también es una Mitzvah para el mismo converso.
Cuando alguien decide convertirse al judaísmo esta sobre entendido que al hacerlo aceptara toda la Torah no podrá considerarse ese Giur Kasher si esa persona dice que acepta toda la Torah pero no una de las Mitzvot en especifico.
Una vez ya conversa la persona es considerara como un niño recién nacido (Talmud Yevamot 22ª).

También esta prohibido recordarle el pasado a los conversos y recordarles que sus padres no eran judíos:

“Recuerda las malas acciones de tus ancestros”. Si el converso viene a aprender Torah, “¿Cómo es posible que la misma boca que comió carne Terefà, reptiles, he insectos venga a estudiar la Torah entregada por HaShem?” (Talmud Baba Metzia 67).

Actualmente hay una cantidad considerable de Iberoamericanos que ya han alcanzado su proceso de conversión como ya lo hemos dicho en otros capítulos.
Creemos necesario dar algunos consejos referentes a esta situación aun más en este tiempo en los que tantos latinos americanos se acercan a la vida judía.

Muchos llegan en grupos grandes de personas como dijimos en capítulos anteriores a querer convertirse al judaísmo.

El Rabino Rafael Cohen Soae dice en su libro “Leyes matrimoniales” da una serie de requisitos para la conversión.

“Que haya Mikveh en la vecindad.
Que haya comida Kasher disponible.
Que haya un minian (quórum de diez varones mayores de 13 años de edad) para los rezos diarios y la posibilidad de estudiar Torah a diario”.

El talmud nos dice en Masejet Yevamot 47b cuales son los requisitos referentes al Bet Din necesario para la conversión.

Masejet Yevamot 47ª y 47b:

“Enseñaron los Rabanim: Cuando en estos tiempos alguien quiere convertirse (al judaísmo) se les dice: ¿Qué te induce a convertirte? ¿No sabes que actualmente los israelíes son perseguidos, oprimidos, despreciados, acosados y atormentados por sufrimientos? Si contesta: Lo se, y soy digno de serlo, es aceptado en seguida y se le hacen conocer algunos de las Mitzvot mas leves y otras mas severas. Se le instruye sobre el pecado de descuidar la las leyes de rebusca, la gavilla olvidada, el rincón y el diezmo de los pobres.

También se le informa cual es el castigo por violar las Mitzvot y se le dice; Has de saber que anteriormente comiste sebo sin sufrir el castigo de la escisión, y profanabas Shabat sin ser lapidado, pero si ahora comes sebo serás castigado con la escisión, y si profanas el Shabat serás lapidado.
Del mismo modo como se le informa sobre los castigos por la violación de los mandamientos se le comunican las recompensas por cumplirlos y se le dice: Has de saber que el mundo venidero es únicamente para los justos, y que en estos tiempos Israel no puede sobrellevar (47b) ni demasiado bienestar ni demasiados sufrimientos. No obstante no se le insiste demasiado ni se entra en excesivos detalles. Si acepta lo circuncidan de inmediato.

Si quedan filamentos que invalidan la circuncisión se le circuncida nuevamente. No bien se cura se dispone la inmersión.

Dos eruditos de ponen a su lado y le hacen conocer algunos de los mandamientos mas leves y algunos de los mas severos. Después de haberse sumergido y emergido, se considera Israelita en todo los aspectos.
Cuando se trata de una mujer, las mujeres la introducen en el agua hasta el cuello, y desde afuera dos eruditos le hacen conocer algunos de las Mitzvot más leves y algunas de las mas severas”.

En esta porción del tratado de Yevamot vemos algunos de los requisitos que debe reunir el Ger para alcanzar su proceso de conversión halajica.

Un punto importante a resaltar es que esta porción Talmúdica es que se plantea un Majloket (discusión) referente a los testigos necesarios allí leemos dos (2) testigos pero mas adelante leemos en la misma pagina 47b de Yevamot:

“Dos eruditos se ponen a su lado”. ¿No dijo Rabi Jiià que dijo el Rabi Iojanan: Para un prosélito hacen falta tres? – El Rabi Iojanan le dijo al tanaita lee “Tres”.

Tres testigos competentes, una mikve que califique Kasher, en el caso de los hombres estar circuncidados. A partir de ese momento el Ger debe cumplir con todas las Mitzvot de la Torah y cumplir con todo lo referente a Kashrut, Tahara Hamishpaja, Tzeniut, Tefilah etc y todo lo que le corresponde como judío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario